mayo 1, 2023 in Aprende, Gestión de la Reputación Online

Deepfake: Definición y ejemplos reales

Deepfake que es y ejemplos

En la era digital actual, la tecnología avanza a pasos agigantados, y con ella también surgen nuevas amenazas. Una de ellas es la creciente popularidad de los deepfakes. Estas herramientas de manipulación de video y audio se han utilizado con fines malintencionados, y han llevado a la creación de contenido falso que puede engañar a los usuarios y causar graves consecuencias.

¿Qué son los deepfakes?

Los deepfakes o ultrafalso son imágenes, videos o audios manipulados por inteligencia artificial que utilizan redes neuronales para editar vídeos falsos de personas que aparentemente son reales al imitar la voz o el aspecto de una persona. Para crear un deepfake, se necesita una gran cantidad de datos de la persona a imitar, lo que incluye fotos, videos y grabaciones de voz. A partir de esta información, se utiliza un algoritmo de aprendizaje profundo no supervisado o Red Generativa Antagónica para imitar la forma en que habla o se mueve la persona, creando así un video o audio que parece real.

Los deepfakes se han utilizado para crear contenido falso con fines políticos, de venganza sexual, extorsión y otros motivos malintencionados. Por ejemplo, se han creado videos que muestran a líderes políticos diciendo cosas que nunca dijeron, o se han utilizado para crear contenido pornográfico sin el consentimiento de las personas implicadas.

¿Por qué son peligrosos los deepfakes?

Los deepfakes son peligrosos porque pueden ser utilizados para manipular la opinión pública, causar daño a la reputación de las personas y socavar la confianza en los medios de comunicación y la información que se difunde en línea. Los deepfakes también pueden ser utilizados para engañar a las personas y robar información personal, lo que puede llevar a graves consecuencias como el robo de identidad. En Estados Unidos, España e Inglaterra ya están empezado a regular las deepfakes.

Cómo detectar y combatir los deepfakes:

Detectar un deepfake puede ser difícil, pero hay algunas señales de advertencia que pueden ayudar a identificarlos. En general, los deepfakes tienen algunas características que los hacen diferentes de los videos o audios reales. Algunas de estas características son:

  • La calidad del video o audio es diferente de la habitual.
  • La boca no coincide con las palabras que se dicen.
  • El color o colores no son consistentes.
  • La imagen es borrosa o pixelada.
  • La iluminación de la cara no es consistente con el cuerpo.
  • La persona parece tener una expresión facial extraña o poco natural.

Ejemplos de Deepfake

Cine: La actriz noruega Ingvild Deila interpretó a la Princesa Leia en Rogue One: una historia de Star Wars, aunque su cara no apareció en la gran pantalla. Gracias a las mismas técnicas que se utilizan en el Deepfake se pudo ver a una jovencísima Carrie Fisher, aunque estaba a punto de cumplir los 60 años en el momento del rodaje. 

Política: A mediados de abril de 2018 el actor y director Jordan Peele publicó un vídeo en el que mediante la falsificación de un discurso del expresidente Barack Obama buscaba llamar la atención a las consecuencias que esta tecnologías podrían tener.

Conclusión:

Los deepfakes son una amenaza real para la información y la seguridad en línea. Es importante que los usuarios estén informados y sepan cómo detectarlos y combatirlos. La educación y la conciencia sobre este tema son clave para prevenir su uso malintencionado y proteger la integridad de la información en línea.

Referencias:

https://es.wikipedia.org/wiki/Deepfake

https://www.fundeu.es/recomendacion/ultrafalso-alternativa-a-deep-fake/

https://es.wikipedia.org/wiki/Red_generativa_antag%C3%B3nica

https://www.xataka.com/inteligencia-artificial/estados-unidos-estan-empezando-a-legislar-deepfakes-asi-esta-normativa-al-respecto-espana




By browsing this website, you agree to our privacy policy.
I Agree